top of page
Fitness

MADRE ES PROCESADA POR PRESUNTO ASESINATO DE SU HIJO EN QUITO



Hace siete meses Lorena T., de 34 años, llegó a Quito y se instaló, junto con su esposo y sus dos hijos, en la casa de sus tíos. El barrio El Calzado, sur de Quito, fue su vecindario.

Lorena, madre de Luis, de 7 años de edad, y de Francisco, de 2, estaba desempleada y permanecía ocupada con los quehaceres domésticos. Su falta de relación con los vecinos tuvo eco en las expresiones de Alejandra Bulagay, moradora del sector. “No era muy sociable. Tenía un carácter fuerte, un día le dije a su hijo mayor que no jugara con el medidor de agua y ella muy molesta me reclamó”.

PUBLICIDAD:



El 15 de febrero el barrio El Calzado perdió la tranquilidad; el sonido de las sirenas de los patrulleros copó los alrededores de la casa de Lorena. Francisco, su hijo menor, estaba muerto. Y ella intentó matarse con un cuchillo.

Una cinta amarilla rodeó la vivienda y un carro de medicina legal se llevó el cadáver. Los agentes de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) hallaron en la escena del crimen fundas de veneno de rata y una carta escrita por la madre.

Francisco Ortiz, vecino del sector, incrédulo ante lo sucedido, describió a la mujer como tranquila. Según el parte forense, el menor falleció por la ingesta de veneno, lo que le causó insuficiencia hepática. Esto indaga la Fiscalía. Lorena desde hace cinco semanas se encuentra hospitalizada en la casa de salud Enrique Garcés, al sur de Quito, con resguardo policial. Ella está fuera de peligro y también procesada por el presunto delito de asesinato.


Traslado a Cotopaxi Max Jaramillo, fiscal a cargo del caso, señaló que una vez se recupere Lorena rendirá su versión y será trasladada al centro de rehabilitación social de Latacunga (Cotopaxi) o a la Casa de Asistencia de Chillogallo, (Quito); todo dependerá de su estado de salud.

El fiscal solicitó un informe psicológico de la procesada. Además, se maneja la hipótesis de que pueda existir una tercera persona involucrada en el hecho. “El caso es delicado, espero que la procesada no se acoja al derecho al silencio y que con su testimonio pueda determinarse a los responsables”.

Casos en 2015-2016 De acuerdo con datos entregados por la Dinased, el año pasado 27 niños murieron de forma violenta. Voceros de la entidad señalan que la causa de fallecimiento, en su mayoría, está relacionada con problemas intrafamiliares.

Entre enero y la primera quincena de febrero de 2017 se registraron dos muertes de menores por envenenamiento. En Tungurahua la madre de uno de los niños fallecidos también intentó suicidarse. Ella tiene resguardo policial.

Madres rompen con la realidad La psicóloga Gisella Ramírez considera que estos hechos violentos deben ser analizados a profundidad, puesto que las progenitoras rompen con la realidad y ven en la muerte una solución. “En estos casos existen varias patologías que no permiten apropiarse de su lugar de madres.

ANUNCIO:

TOUR AL CAMAL MUNICIPAL LIMÓN




Vale la pena reflexionar sobre la gravedad del problema para resolverlo con diálogo y no tomar decisiones drásticas como intentar suicidarse”, indicó la profesional. Entre esas patologías se encuentra la depresión. “¿Qué tan grave y frágil está una persona para que suceda esto?”, se cuestionó la psicóloga. http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/13/lorena-t-procesada-por-presunto-asesinato-de-su-hijo

5 visualizaciones
bottom of page