top of page
Fitness

TRAS 25 DÍAS DE INCERTIDUMBRE, FAMILIARES DE FERNANDO ARI PODRÁN DARLE CRISTIANA SEPULTURA



Los familiares de Carlos Fernando Arpi, de 23 años, sabían que estaba muerto y que su cadáver fue lanzado al río Jubones, pero vivieron 25 días de incertidumbre al no encontrar el cuerpo, hasta que ayer fue rescatado. Ahora podrán darle cristiana sepultura y esperar que la justicia castigue a los asesinos.

El padre del joven relató que el cadáver fue encontrado a las 14:00 del martes, en el sector de Tendales, perteneciente al cantón Pucará, por trabajadores de un proyecto hidroeléctrico, pero por lo agreste de la zona los rescatistas no pudieron recuperar el cuerpo, por lo que se quedó toda la noche cuidando los restos de su hijo.


El operativo de rescate se retomó la mañana de ayer con la participación de comandos de Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Nacional y personal del Cuerpo de Bomberos de Santa Isabel. Las labores de rescate culminaron al mediodía y el cadáver fue trasladado al Centro Forense, para las respectivas pericias.



Los rescatistas informaron que el rastreo del río se cumplió con equipos de rescate acuático que tienen las unidades especiales de la Policía, más el apoyo de los bomberos de Santa Isabel y de los familiares de la víctima. Algunas jornadas de búsqueda se cumplieron con un dron facilitado por el Consejo de Seguridad Ciudadana, especialmente en lugares de difícil acceso marcados por acantilados. Una vez cumplida la misión de rescate, las entidades que participaron en el operativo difundieron fotografías en las que se veía a los rescatistas cruzar el río por cuerdas atadas a los peñascos.



Desaparición Los allegados informaron que Arpi trabajaba como taxista informal, fue visto por última vez el pasado 6 de mayo en Baños, donde fue contratado para una carrera por dos sujetos, pero nunca regresó. Las investigaciones policiales determinaron que los individuos que contrataron la carrera son José M., y Ariel B., quienes fueron capturados en esta ciudad, el primero y en Guayaquil, el segundo.

Robo El Ministerio del Interior informó que los presuntos delincuentes habían confesado que le quitaron la vida para robarle su vehículo y que botaron el cuerpo al río Jubones, desde el puente Uzhucay, en Santa Isabel. La Fiscalía los procesó por el presunto delito de homicidio y robo. Luego de la audiencia de formulación de cargos, el Juez dictó orden de prisión preventiva y dictaminó 90 días para la etapa de instrucción fiscal.



http://www.eltiempo.com.ec/noticias/sucesos/9/414051/hallan-cadaver-de-joven-que-fue-victima-de-robo#.WS_8WeoYEDE.twitter

12 visualizaciones
bottom of page