HISTORIA DE UN VALIENTE QUE PERDIÒ SUS DOS PIERNAS Y PESE A TODO SONRÌE A LA VIDA



Jaime Reinoso de 53 años, mas conocido en el cantòn Limòn como "diablito", tenìa una vida normal 8 años atràs. Padre de 3 hijos, ganadero y comerciante, aficionado al boley a los caballos , al naipe y a los buenos momentos, como la alegrìa que se vive en las fiestas.

Justamente por ello, habìa viajado de Sucùa a Logroño un 10 de Enero del 2010 en su camiòn, para festejar las fiestas de cantonizaciòn de Logroño. Era la Una de la mañana y venìa conduciendo, acompañado de su chofer que descanzaba. Repentinamente, en sentido contrario, ràpido como relàmpago, apareciò en la obscuridad de la noche una luz que lo encandilò,

PUBLICIDAD:


Era una camioneta doble cabina, un taxi que venìa con las luces altas y que en un parpadeo, se estrellò contra el. No pudo hacer nada. La puerta de su camiòn por fueza del impacto hizo trizas su pierna izquierda.

Estaba atrapado entre fierros retorcidos, en la obscuridad de la noche, escuchaba quejidos que eran del taxista que corriò peor suerte pues falleciò momentos mas tarde. A los pocos minutos, transeuntes y conductores empezaron a aglomerarse y tratar de ayudarlo. Cuando removieron las latas, viò su pierna hecha trozos y cayò en la inconsciencia.

Despertò en Sucùa, lo atendieron en emergencia y de allì, lo enviaron a Cuenca. Su tragedia solo habìa empezado.

A los 3 dìas su pierna emanaba un mal olor. No podìa moverse, tenìa la espalda con llagas y la desesperaciòn de sentir el mal olor brotar de su pierna lo enloquecìa.


Segùn comenta a Radio Limòn, una cirujana le habìa dicho que en Sucùa habìan hecho un pèsimo trabajo pues nunca limpiaron con cautela la herida, habìan quedado trozos de vidrio incrustado y procedieron a vendarlo asì, por lo que las heridas se infectaron al punto que, 13 dìas mas tarde, la amputaron.

Recuerda como viò como cortaban su pierna, estaba consciente, todo el momento y solo miraba resignado, Luego un doctor, preocupado, procediò a cubrirle los ojos. Recuerda tambièn que en las pocas visitas que recibiò en el Hospital Vicente Corral Moscoso, el gerente de Radio Limòn le regalò un rosario que aùn lo guarda.

Regresò a Limòn para continuar con su vida pero al parecer, el destino se seguìa ensañando con el.


Se enterò que tenìa boleta de captura aunque se comprobò que el conductor del taxi que falleciò, habìa estado borracho. Embargaron sus bienes; ademàs, dice, que en los Estados Unidos hicieron una colecta para ayudarlo pero el dinero nunca llegò a sus manos.

Pese a todo, empezò a solucionar sus problemas y regresar a la cotidianidad de su querido cantòn que incluìa montar a caballo y labores de carpinterìa.

Era comùn verlo en su silla de ruedas o su muleta, saludando sonriente y vital; sin embargo, su pierna buena, la derecha, empezaba a doler terriblemente y hacerse morada.

Para colmo de males, su hijo fue acusado de violaciòn y enviado a prisiòn por 16 años, lo que le costò miles de dòlares en abogados sin que consiga su libertad.


En su pierna derecha mas tarde, asomò una ùlcera que nunca cicatrizò. Tenìa trombosis. 6 meses atràs, cortaron tambièn su pierna derecha mas arriba de la rodilla. En el hospital le preguntaron si necesitaba de un sicòlogo para ayudar a superar su desgracia y el dijo no.

Durante todo el tiempo en el cual lo visitamos la tarde de hoy Domingo 20 de Agosto, mantiene la calma y la sonrisa, lo cual nos impresiona. Cualquier ser humano ante este cùmulo de "mala suerte" se quebrarìa. Nos comenta incluso que al vivir solo, tuvo que usar cabos tipo "cabo comando" como aprendiò en el cuartel para arrastrandose en el, llegar al baño.

Le preguntamos como puede mantenerse calmo ante su desventura y nos dice: "ya he vivido mi vida, he sufrido y gozado, otros mueren sin haberla vivido"

Resiente eso si, de que un concejal vecino suyo de toda la vida y que conocìa de su desgracia, quien le habìa prometido ayuda con una silla de ruedas, pero el rato del rato, se hizo el desentendido aduciendo que en el concejo, el estaba solo.


Y agradece la ayuda del alcalde Freddy Torres. "Yo era tuquista (simpatizante del ex alcalde Tuco Castillo) a muerte, mas cuando lleguè de vuelta a mi casa todo era un desastre, el frente de la casa lleno de maleza, no podìa accesar a mi vivienda pues no habìa veredas. Pasò la mamà del alcalde a visitarme y en la misma semana, construyeron la vereda del frente, limpiaron la maleza y me entregaron la silla de ruedas".

Ahora, su rutina es esperar que su hija le recoja a las 4:30 de la tarde para ir al boley, una de sus aficiones favoritas y de allì a las barajas en donde junto a sus amigos, no pierde momento para reir y pasar un buen rato, de allì regresa a casa a mirar televisiòn hasta dormirse.

Prepara solo el desayuno y almuerzo y entre risas, dice que a engordado.

Su ilusiòn, es regresar a labores de campo y montar a caballo de nuevo, y està a la espera de que su pierna estè cicatrizada para con otra pròtesis, intentar conseguirlo.


En todo el diàlogo en el cual nos a compartido su dolor e ilusiones, no hay dejo de resentimiento o amargura y por ello, decimos que estamos frente a un guerrero que, pese a que la vida le a acribillado su cuerpo, el, le sonrìe a la vida.

#NOTICIAS

0 vistas

Radio Revista Digital

RADIO LIMÒN

RADIO LIMÓN

SIEMPRE CONTIGO!

 

Calle Quit s/n, frente a la Cruz

Teléfonos:  2770147, Celular: 0960154970

Correo electrónico: radiolimon@hotmail.com

Morona Santiago-Ecuador