ASESINO DE COLEGIALA DE 13 ES PROCESADO POR FEMICIDIO


Caminar por la calle Carlos Larrea de la Ciudadela Ibarra jamás será lo mismo para sus habitantes.


La gente no puede evitar detenerse en la esquina de la intersección con la calle 6 para fijar su mirada en el punto donde una niña de 13 años fue asesinada el último martes por la noche. Los moradores murmuran y hasta se persignan al recordar el atroz crimen que enlutó a una familia del populoso sector del sur occidente de Quito.

PUBLICIDAD:



Hasta ayer, las manchas de sangre todavía permanecían sobre los adoquines de la angosta vía que se usa como acceso a las viviendas. La menor fue victimada con al menos seis puñaladas que comprometieron su vida. También tenía cortes en sus manos como muestra de que intentó defenderse de la violenta agresión. Antes del crimen, ella llegó al negocio de Carlos H. a comprar una blusa, pero el comerciante se propasó atentando contra el pudor de la víctima. “Hubo un intento de abuso sexual y la niña logró abandonar el lugar”, indicó el coronel Víctor Aráus, jefe de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Personas (Dinased). El uniformado agregó que se investigará si el hoy detenido utilizaba su negocio como una fachada para saciar sus bajos instintos, pues tras el hecho de sangre se supo que otras mujeres también fueron agredidas por el implicado. “Vamos a investigar si este es un caso aislado o si dentro de este local pudo haber otro intento de abuso sexual a otras menores”, advirtió.



84 muertes violentas se han registrado en lo que va del año en Quito.

Luego del crimen, Carlos H. abandonó la ciudad, pero fue capturado en Cuenca el miércoles por la mañana. La audiencia de calificación de flagrancia se efectuó en la Unidad Judicial de Quitumbe y ahí se inició una instrucción fiscal por femicidio. El sospechoso guarda prisión preventiva. “Durante estos 30 días, Dinased va a presentar todos los indicios y pruebas necesarias para que la autoridad respectiva imponga la mayor pena”, sentenció Aráus.

Parecía un hombre normal

La zona donde se registró el crimen es comercial y residencial. Quienes habitan ahí aseguran que el sospechoso del hecho parecía ser un comerciante normal, de esos que a diario abren su negocio para ganarse la vida.

EL DATO Según la Policía la mayoría de muertes violentas son provocadas por armas blancas. Una mujer que trabaja en un salón de belleza y que prefirió la reserva de su identidad contó que Carlos H. llegó a rentar el local hace aproximadamente dos meses y medio. En todo ese tiempo no demostró comportamientos anómalos. Dijo que “el vecino” trabajaba acompañado de su esposa y sus dos pequeños y que el martes estaba con su hijo de 4 años, quien también presenció el crimen. “La niña pasó caminando frente a mi local con otro chiquito, luego vi que el vecino pasó con el hijo y después escuché gritos”, contó la fémina. Un hombre que vende pinchos en la esquina observó la agresión, pero cuando quiso intervenir fue demasiado tarde. La pequeña caminó unos 10 metros hacia la vía principal para pedir ayuda, pero se desplomó y murió desangrada.




‘Me cuesta creerlo’

Laura Guillca tiene una panadería junto al local que rentaba el sospechoso. Aterrada contó que su hija de 10 años acostumbraba a ir al negocio de Carlos H. a distraerse con los juguetes que él le prestaba. Agregó que al enterarse de esta historia de horror le preguntó a su pequeña hija si alguna vez el hombre se comportó de forma extraña con ella, pero la niña le respondió que siempre se mostró amable y que jamás la tocó. “Estoy aterrada. A mí me cuesta mucho creer todo lo que está pasando”, comentó. (FLC)

Dramática despedida

El último adiós para Shirley D. se dio en medio del llanto y la indignación de sus seres queridos. Ahogada en su llanto Glenda Sánchez, prima de la menor, exigió a las autoridades de Justicia que se haga caer todo el peso de la ley sobre Carlos H., quien figura como el principal sospechoso de la muerte de la niña. “Es un daño irreparable que nosotros no podemos sostener. Es apenas una niña que no pudo vivir nada. Este hombre no pensó en nada y le arrebató la vida, es un enfermo”, expresó llorando. El jefe de la Dinased, Víctor Aráus, dijo que como parte de la investigación se practicarán exámenes sicológicos al detenido para intentar entender qué lo motivó a actuar de esa manera en contra de la menor.

https://www.lahora.com.ec/noticia/1102103349/el-presunto-asesino-de-una-nina-apunalada-fue-procesado-por-femicidio

#DEINTERESGENERAL

3 vistas

RADIO LIMÓN

SIEMPRE CONTIGO!

 

Calle Quit s/n, frente a la Cruz

Teléfonos:  2770147, Celular: 0960154970

Correo electrónico: radiolimon@hotmail.com

Morona Santiago-Ecuador