RADIO LIMÓN

SIEMPRE CONTIGO!

 

Calle Quit s/n, frente a la Cruz

Teléfonos:  2770147, Celular: 0960154970

Correo electrónico: radiolimon@hotmail.com

Morona Santiago-Ecuador

 

Si RL no suena en móvil,  clic 3 puntos arriba derecha para escuchar en chrome

JOVEN CUENCANA IRÁ DE MISIONES A PAPÚA NUEVA GUINEA




En enero del 2019, Sara Soto (24) emprenderá un largo viaje hasta Papúa Nueva Guinea para cumplir uno de sus grandes sueños: ser misionera ad gente. Aunque nunca imaginó que su destino de misión sería un país tan lejano (existen 15 horas de diferencia con respecto a Ecuador), está feliz porque tendrá la oportunidad de llevar la alegría del Evangelio en el "otro lado del mundo". "Dios nunca deja de sorprendernos y para mí fue una sorpresa, pero al mismo tiempo lo asumí como un gran reto. Él nos manda donde sabe que podemos responder y tengo la seguridad que todo irá bien porque Él estará conmigo", comenta esta joven cuencana que formó parte de la catequesis y el oratorio de la parroquia María Auxiliadora cuando tenía 14 años. Inicios de su vocación La vocación misionera de esta joven cuencana se forjó, en un primer momento, con el testimonio de Geovanny Méndez, su amigo personal y quien fue el responsable de enamorarle de esta actividad con sus relatos de lo que vivió en África. "Me contaba del oratorio, que los niños del internado eran muy devotos, de su experiencia como docente y definitivamente yo quería vivir eso", cuenta Sara que en ese momento todavía era estudiante de colegio. Dentro de su labor en la parroquia tuvo la oportunidad de fundar, junto a su padre, Milto Soto (60), el grupo de animación misionera de la Parroquia María Auxiliadora. En este lugar dio sus primeros pasos en este ámbito y conoció al P. Luis Ricchiardi, otro de sus referentes de vida y a quien describe como la "misión viva".

Sara recuerda como anécdota que la primera vez que ella quiso ir de misiones, su papá no le dio permiso; entonces ella le dijo: "si no me deja ir, venga conmigo", y así ocurrió. A partir de ese momento fortalecieron su relación, trabajaron juntos en un mismo proyecto y la familia se volvió más constante en la búsqueda de servicio a los demás. Todo este camino previo, preparó a Sara para su año de voluntariado nacional que lo hizo en el Instituto Niño Jesús de Praga, ubicado en Quito. Allí pudo visitar a una comunidad de enfermos de lepra y reafirmó su compromiso de ayuda a grupos vulnerables dentro de su proyecto de vida. "Algo bonito fue las visitas a una comunidad donde vivían personas con lepra, pues uno aprende mucho más con las personas que realmente lo necesitan". A partir de esta vivencia, ella supo que su historia como voluntaria no estaba concluida, sino que tenía muchas páginas más por escribir dentro o fuera del Ecuador. Tras un año en la capital, regresó a su ciudad natal donde estudió y obtuvo el título de Diseñadora Gráfica, pero siempre con la mira puesta en traspasar las fronteras del Ecuador y seguir colaborando en el ámbito misionero. Expectativas de la misión que le espera Aunque no conoce mayores detalles de la misión que le espera, le ilusiona la idea de ser maestra y, junto a los jóvenes, descubrir que comparten una misma gracia: ser hijos de Dios. "Uno de los retos será adaptarme a la cultura local y dar clases en inglés, actividad que nunca he realizado". Recuerda que el P. Ángel Lazo, Vicario y Responsable del Voluntariado Juvenil Misionero de la Familia Salesiana (VMJFS), fue quien le comunicó el pedido realizado por el P. Alfred Maravilla, Superior de la Visitaduría Papúa Nueva Guinea-Islas Salomón, para que vaya un voluntario desde Ecuador. Cuenta que no va con un plan establecido, sino que irá dispuesta a entregarse por completo a la realidad propia de la misión. Considera que este es uno de los aprendizajes del voluntariado nacional, pues solo estando en el lugar se puede conocer las necesidades que encaminarán su labor. También espera aportar desde su campo profesional a la misión, conectando la parte gráfica con el trabajo que realizan los salesianos, pues cuando eligió su carrera también estuvo la motivación por contribuir, en algún momento, a difundir el trabajo de la Congregación y ahora tendrá la oportunidad de hacerlo.


Sara, tercera de izquierda a derecha junto a jóvenes en Macas, MS.

Recorrido de animación misionera En la parte final de su preparación, Sara ha recorrido varias obras para realizar animación misionera y promover las misiones ad gentes en los jóvenes de los Centros Escolares Salesianos (CES) de Cuenca, Manta, Macas, Guayaquil y en las próximas semanas estará por Riobamba. "Les he dicho a ellos que no tengan miedo a dejar la casa, a los padres, la comodidad porque surgirán muchas experiencias positivas que nos pueden cambiar la vida, entonces que si tienen encendida la llama misionera la mantengan así y siempre la estén nutriendo". Dentro de este periplo conoció a los hermanos salesianos que forman parte de la Comunidad San Juan Bosco de Guayaquil. Conversar con ellos y darse cuenta que entregaron toda su vida a la misión, tocó su corazón y le ayudó a disipar el miedo de emprender una labor en un contexto desconocido. Es por ello que Sara viajará con la consigna de "ser la sal y la luz del mundo" en una tierra desconocida, pero de la cual espera obtener muchos aprendizajes para su vida como cristiana y misionera. ¡Mucha suerte Sara y recuerda ser vida y esperanza siempre y en todo lugar! Si deseas apoyar a cumplir el sueño misionero de Sara, comunícate al: 0991222016

#NOTICIAS

8 vistas

Radio Revista Digital

RADIO LIMÒN