"Espíritu Santo ilumíname, no puede ser.."


"Nos conocimos en el velorio de un primo medio siglo atrás. Nos habíamos visto en el pueblo pero nunca pasó de un hola que tal. La noche del velorio, al despedirnos, nuestras manos se quedaron pegadas y desde allí, empezamos a salir, eran viejos tiempos y el respeto era importante, Nos casamos 2 años después y tuvimos 12 hijos. Dos fallecieron de niños y 10 quedan vivos.


Hemos tenido nuestros altos y bajos pero toda nuestra vida juntos fue una aventura. Nunca, por mas bravos que hayamos estado, me dejó sin comer. En el 2013, gracias a una hija que obtuvo la ciudadanía, pudimos viajar a los Estados Unidos e iniciamos una nueva etapa. Hacíamos planes. Construí la casa en Limón con el único fin de que al yo pasar al mas allá, ella tendría para vivir de los arriendos.

Dios no quiso así.


Mi papá tuvo una caída que lo dejó en coma y llevaba 4 días entubado con el cráneo abierto. Mi esposa me llamó y me dijo: tu sois el rey de la tribu, tu sois el rey de la tribu, debes venir para poner fin a su suplicio porque eres el hermano mayor y debes firmar los papeles para desentubar al abuelito y que descanse. Ella le decía abuelito a mi papá. Yo estaba en los Estados Unidos y no podía regresar porque debía concluir unos estudios bíblicos. Pero finalmente regresé

Llegué al aeropuerto de Guayaquil junto a mis dos hijos y esperaba a mi esposa que viajó de Macas a recogerme con una carrera a Guayaquil. Estaba sentado y repentinamente, me cogió un presentimiento. Me restregué los ojos y me cayó un chorro de llanto. Espíritu Santo ilumíname, ilumíname, no puede ser, a lo mejor tuvo un accidente que no viene. Cerré los ojos y vi a mi mujer de la mitad para abajo. Nunca en mi vida me salio un chorro de llanto.


Envíe saludos, pida música, denuncie, chatée

No, esto es imaginación me dije, y me levanto. Pero 20 minutos después llegó mi hija que había salido fuera del aeropuerto y empezó a gritar y abrazarme. Yo pensé: este mono le va robando a mi hija. Pero ella me dijo papí, papi, mami está muerta.


La camioneta en la cual ella venía a recogerme, tuvo un accidente en el cual, trató de esquivar un camión saliéndose de la vía y chocando un letrero de señalización que le golpeó a mi mujer en la cabeza matándola al instante.

El viaje era poner fin al sufrimiento de nuestro padre. El tenía el cráneo abierto producto de la caída. Yo venía a firmar los papeles y pedir a mis hermanos que hagan lo mismo, pero terminé retirando el cuerpo de mi esposa en la morgue.


El destino es así. cuando te llega te llega, y al que queda vivo, le queda el recuerdo. Mi esposa era todo para mi. La vida continúa".








1,549 vistas

RADIO LIMÓN

SIEMPRE CONTIGO!

 

Calle Quit s/n, frente a la Cruz

Teléfonos:  2770147, Celular: 0960154970

Correo electrónico: radiolimon@hotmail.com

Morona Santiago-Ecuador