Si RL no suena en móvil,  clic 3 puntos arriba derecha para escuchar en chrome

NARANCAY DE FIESTAS


Celebración de la Virgen de El Carmen y aniversario de territorialidad se prolongan durante todo el mes.


Las fiestas de profundo contenido religioso, intercultural y hasta histórico de Narancay, que se realizan durante este mes, culminaron ayer en la plaza central al pie de la iglesia Reina del Rosario. Procesiones, eucaristías, escaramuzas, juegos artificiales, shows artísticos en vivo, festival gastronómico y cultural, fueron parte de los eventos programados con apoyo de devotos y priostes.

Según Manuel Montero, el prioste mayor y uno de los fundadores de las comunidades indígenas del Ecuador, en los festejos convergen muchas tradiciones que vienen de siglos atrás matizados con la fe católica, heredada de los españoles.

Sus abuelos y padres le contaban que prácticamente esto se realizaba desde hace siglos, a raíz que se logra recuperar de los conquistadores el territorio de Narancay para los indígenas. “Las leyendas dicen que estas tierras que pertenecían a los indígenas fueron tomadas por los conquistadores y convertidas en grandes haciendas. Por eso se explica que a la fecha aún existan algunas haciendas en la parroquia Baños”, comenta Montero.

Líderes

Relata que dirigentes como Jacinto Tenesela, Pedro Guambaña, empiezan a buscar la recuperación de un territorio para los indios del pueblo de Narancay, situación que fue legitimada en 1763 cuando la Real Audiencia de Quito, extiende un título denominado Compulsa, que otorgaba estás tierras, donde ahora se asienta lo que es el pueblo, iglesia, centro parroquial, cementerio, plaza, el sitio donde funciona el único colegio intercultural bilingüe en área urbana y las 119 hectáreas de la parte de Uchuloma.

Montero explica que en realidad los festejos tienen más connotaciones, además del festejo religioso y de la territorialidad, se suma la relación con la Fiesta del Inti Raymi; es decir, se combina la fe católica y las celebraciones ancestrales que son el punto de unión de los moradores de Narancay y de parroquias cercanas como Baños, San Joaquín, Turi, Tarqui, sectores como Barabón, entre otros.

“Estamos legitimando el Inti Raymi, los españoles impulsaron celebraciones en fechas donde los indígenas las hacían, ahora estás se han complementado y me parece bien, es parte de la interculturalidad de los pueblos”, apunta Montero.

Cierre

El pasado fin de semana fueron los últimos días de reunión. La noche del sábado, las comparsas representadas por moradores del sector y de otras comunidades y parroquias aledañas, encendieron el ambiente. No podía faltar la Banda de Pueblo y los juegos pirotécnicos con un castillo de seis pisos. La diversión estuvo con orquestas como Los Bomboleros, Los Triunfadores, por citar algunas.

Freddy Tenesela, morador, dice que este es un punto de encuentro de familias enteras que por cuestiones económicas debieron emigrar al exterior pero que en estás fechas retornan para agradecer a la Virgen y para estar con los suyos.

Justamente gran parte de los priostes pertenecen a este grupo de personas que aportan recursos para los diferentes eventos. “Sin duda todos nos reunimos como una gran familia, y además nos permite incrementar las ventas en nuestros negocios”, comenta Tenesela.

Fabián Barreto y Elsa Tenesaca fueron los priostes finales, quienes destacaron que es la devoción lo que les mueve. (GBS)-(I)

EMOCIONANTES ESCARAMUZAS

Cerca de un centenar de binomios (jinetes y caballos) tomaron parte de las escaramuzas que es la representación de una batalla ligada a la caballería.


Kléber Muñoz, si bien no pertenece a este sector, desde hace años acude desde San Joaquín para ser parte de este acto. Refiere que son los líderes, quienes dan las órdenes para las distintas maniobras.

Ellos generalmente se identifican por llevar las banderas y ubicarse en el centro del pelotón. Ayer, los cascos de los animales y la suave tierra que volaba por todo el lugar provocaron el sonido de una estampida. Pero no, todo está programado y cada uno sabe su papel a cumplir en la escaramuza. Incluso mujeres y niños son diestros jinetes.

En el caso de Kléber Muñoz, su atuendo implicaba botas con espuelas, que dice hay que saber usar, porque en ningún momento se hace daño al animal. “Hay que saber guiar sin lastimar al caballo”. Cada año, él alquila su ejemplar a un residente para tomar parte en las celebraciones. “Todos disfrutamos de ser parte de este espectáculo y de los eventos a lo largo de las fiestas”, indica. Entre las figuras realizadas ayer por la caballería estuvieron las letras V y C, en honor a la Virgen de El Carmen. www.elmercurio.com.ec

#NOTICIAS

8 vistas

Radio Revista Digital

RADIO LIMÒN

RADIO LIMÓN

SIEMPRE CONTIGO!

 

Calle Quit s/n, frente a la Cruz

Teléfonos:  2770147, Celular: 0960154970

Correo electrónico: radiolimon@hotmail.com

Morona Santiago-Ecuador