top of page
Fitness

UNA DE LAS VÍCTMAS DE LA MASACRE EN TURI, FUE SICARIO RECIENTEMENTE SENTENCIADO



Hace 23 días fue sentenciado por el crimen de un reo en un hospital de Esmeraldas. Sus familiares sabían que tarde o temprano lo iban a matar. Aterrada. Así quedó María Eugenia Cedeño Salazar, madre de Juan Elías Jácome Cedeño, luego de ver el vídeo que le enviaron desde la cárcel de Turi, en Cuenca.


En la grabación de 12 segundos se observaba cómo de forma macabra decapitaban a un recluso. “Al mirar detenidamente las imágenes ella supo que era su hijo. Lo reconoció por el tatuaje en el pecho de la víctima”, relató una prima del interno asesinado.

La joven expresó que la angustia de su tía se incrementó cuando la conviviente de Juan Elías, de 29 años, recibió una llamada del mismo centro penitenciario donde cumplía una condena por un asesinato. Ahí le decían que era su hijo y le contaban cómo lo mataban.


El 9 de febrero de 2020, Jácome Cedeño y Luis Antonio Guerra Pérez entraron vestidos de policía y de médico, respectivamente, y mataron a Álex Lugo Saltos, un interno de la cárcel de Esmeraldas que era atendido en un hospital de esa ciudad por heridas recibidas de otro atentado que sobrevivió.

“Sabíamos que tarde o temprano lo iban a matar por lo que hizo, esto es una con otra, pero no de esa forma. No solo le cortaron la cabeza, también le sacaron los intestinos, fue terrible lo que le hicieron.




Cosimos su cuerpo para velarlo. Nos entregaron el corazón en una funda”, manifestó aún perturbada la allegada.

Clic foto para ver video de sicarios ingresando a hospital

Comentó que a la mujer de su primo le dijeron “mataron a Lobito. Le cortaron la cabeza y le sacaron el corazón”.


También aseguró que la noticia la recibieron de un número desconocido y que cuando timbraron a ese celular para saber quién era, el teléfono salía apagado.

El pasado 30 de enero el Tribunal de Garantías Penales de Esmeraldas condenó a 34 años y 8 meses de cárcel a Juan Elías y a Luis Antonio por el asesinato del interno. Ellos entraron a la casa de salud con armas de fuego ocultas bajo sus vestimentas para cometer el crimen. www.diarioextra.com.ec



11.282 visualizaciones

Comments


bottom of page